[RESEÑA] GILLMANFEST CARACAS 2014

2 julio, 2014

 

GILLMANFEST CARACAS 2014

[RESEÑA]

 

Nos llegamos al Poliedro más o menos a la una de tarde (nada mal la evolución de las locaciones del Gillman de Caracas, Destruction en la Diego Ibarra, Saxon en el estacionamiento del Poliedro y este dentro del Poliedro que tenía rato sin albergar un evento de este tipo, y al salir del metro nos encontramos que todavía no habían abierto las puertas. En fin, llegamos y apenas hacemos la cola, esta se mueve, 20 o 30 minutos después estábamos entrando a la requisa correspondiente.

 

De asistentes o asistencia al evento, debemos decir que la asistencia a lo mejor no fue de las 10.000 mil personas que Gillman anuncio, pero de seguro estuvo cerca de las 8.000. Al final cuando se montó Leo, yo vi la olla llena y una buena parte de las gradas y como siempre un poco de todo, metaleros rancios, rockeros old school, parejitas rockeras, algunos carajitos nuevo metaleros casi otaku, familias completas de padres con hijos, que llevaban a los chamos a ver su concierto, lo que tú ves en los Gillmanfest, punto a favor de esta clase de eventos que a pesar de todo y sin importar el género del artista principal tu puedes llevar a tu familia y disfrutar el concierto sin mucho problema. Servicios de baños bien al inicio y vueltos un desastre después, aunque nunca colapsados, comida con sobreprecio adentro y afuera también.

 

 

Así que empezamos con las bandas, la primera que se montó fue la gente de Arritmia, la cual es un trío de poder que según ellos practican un Grindcore Tropical, yo no tenía idea que eso existiera así, les prestamos mucha atención en general, canciones instrumentales que tienen partes muy rápidas y cañeras, las cuales intercalaban con partes más tranquilas y virtuosas, casi tipo reagge y así iban intercalando, hay que decirlo que los panas son muy buenos instrumentistas y tienen nivel, pero la propuesta todavía le falta madurar un pelo, tiene tremendos picos y otros donde baja considerablemente, hubo ollas y esas ollas a veces se ponían en cámara lenta, no estuvo mal, pero pueden dar un poco más, aunque también en su descarga hubo algunos problemitas técnicos y todavía estaban ajustando algunas cosas mientras ellos tocaban, nos acordamos de temas como Los Culpables de Todo, Paso Doble, el Guateque y el Ph, nada mal.

 

Ya luego vendrían Los Callejeros, estos curtidos de mil batallas, sencillamente le dieron una ración de sucio y auténtico rock and roll a todo el mundo y con la actitud adecuada se metieron a la gente en un bolsillo en menos de dos minutos, unos guitarristas que saben hacer lo suyo, y obvio que el cantante en sus performances bastante teatrales y siendo muy interactivo con el público, Los Callejeros la partieron con ese Rock and Roll garajero y sucio que bien ejecutado nunca sobra, tocaron bellezas como Qué Pasa?, Quién Vive, No Hay y Fulano de Tal, si se los encuentran en unas tarimas quédense y véanlos, les garantizamos que la van a pasar muy bien.

 

 

Y luego vino el turno del Hardcore, hablamos de la gente de Zikoticos Armados que desde que empezaron con Asalto fue demente, ollas, ollas, y más ollas de dos y tres filas de gente que es un gran punto teniendo en cuenta que apenas eran las 2:30 de la tarde, mucha actitud y rock de barrio, obvio que sonaron temas como Caracar Hardcore, Por Siempre, Dando la Cara y Máquina de Guerra. E Hardcore venezolano siempre es garantía, y más si vienen de parte de este crew.

 

Al volver a entrar estaban arrancando la gente de Puño Alzao, estos panas hacen rock revolucionario, con todo lo bueno y lo malo del caso, les dedicó el toque a algunos personas que entre el público los pitaron.

 

 

A la gente de Radio Guerrilla, más Rock revolucionario con todo y bandera del PCV, pero lo que vi me agradó, estos chicos se fajaron a tocar y lograron volver a armar unas ollas que finalmente fueron del agrado de los asistentes.

 

Luego vino el turno de La Reunión, que es una especie de side proyect de Casino que estaba en la Misma Gente y en base a eso salió una buena parte del set list, que estuvo muy bien tocado, sonaron excelente. Tonterías, Asesino, la versión del Tamborilero y de cierre una Lluvia que puso a todo el poliedro a suspirar, muy buenos.

 

Ya el cierre de las bandas nacionales regionales, vino por parte de la banda Máquina, que tienen una propuesta interesante con mucha caña e instrumentos autóctonos de la región, con letras de tipo ecologista y relacionados, los muchachos se fajaron tocando bien cabilla y lograron una gran conexión con el público, incluso se atrevieron con unos interludios usando cuatro y una versión de Moliendo Café, que hasta olla armó, aparte de eso nos acordamos de temas como Loba en la Noche y la Tierra es de Todos, bien muchachos.

 

 

Gillman: una actuación en su línea, con una banda que sabemos que tiene nivel y de la cual seguimos destacando a la bella bajista Roxana Herrera con gran elegancia, interpretaron Asesino y Levántate y Pelea, Batalla de Carabobo y un gran repaso a sus conocidos éxitos.

 

Ahora vendría el primer plato fuerte de la noche, que es el mister Sherpa quien se vino a conmemorar los 30 años de cuando tocó el Barón en el Poliedro y por si acaso también sirvió para el cumpleaños 40 de este recital capitalino.

 

Así que en formato de cuarteto y con grandes músicos a su espalda Sherpa, todo un señor, combinó temas de su último disco en solitario, con clásicos del Barón, los cuales fueron bien recibidos por el público, sobretodo los segundos, con algunas palabras de agradecimiento se le vio bastante bien. El cierre fue con Resistiré, donde salió Gillman a cantar junto a la leyenda del rock español, en definitiva una gran presentación.

 

 

Ya pasadas las 11 de la noche, vino el acto principal, el español Leo Jiménez, el cual apenas salió, arrancó una intensa gritería de mujeres y porque no decirlo, de algunos hombres también, acompañado de cuatro músicos de gran nivel, de cuando en cuando al mando de las cuerdas arrancaron un toque de gran poder Heavy, donde hubo piezas cañeras y baladas épicas, mucha interacción con el público, y los asistentes rendidos a los pies del español, que es un tremendo frontman y que además sabe manejar las audiencias a su favor. Interpretó temas como Condenados, Misantropía, Volar, Caminos de Agua, Vientos de Guerra y el cover de Mecano Hijo de la Luna.

 

Pasadas las 12 de la noche hace punto final el Gillmanfest de Caracas, con un balance más que positivo, buenas bandas, performance bastante por encima de la media, público bien activo y en general sensaciones muy positivas.

 

VER PORTAFOLIO DE FOTOS

 

 

Autor: Ernesto Ruiz

Prensa Cerebros Exprimidos