ENTREVISTA A ANIBAL PAZOS

13 abril, 2020

 

ENTREVISTA A ANIBAL PAZOS EX SS

 

Miguel y la Noche del Cuervo se complace en presentar a quien es considerado la voz más influyente del Heavy Metal de los 80’ en Barquisimeto, perteneció a la banda de mayor culto en Venezuela en su primera gran etapa Heavy, su nombre es sinónimo de Rebeldía; está asociando a las canciones más recordadas por los rockeros “Cámara de Tortura”, “Mientras Vivo” e “Incrustado en el Metal”, una entrevista que nos presenta a un Aníbal Pazos más adulto pero con la esencia y el recuerdo del rebelde vocalista de SS de los años 80’.

 

¿Dónde nace Aníbal Pazos?
Caracas, Los dos caminos, el mismo año del terremoto.

 

¿Qué hace Aníbal en estos momentos a que se dedica?
Ventas, diferentes rubros, mismo fundamento, compro y vendo.

 

¿Cómo llega Aníbal a SS.?
Conocí a Luis a través de Carlos Gollini quién tocaba guitarra y teníamos un proyecto llamado Deep Ingect, yo hacía voz y batería, luego, a los días Luis y Ale me invitaron a un ensayo, probé voz con Green Manalishi de los Judas Priest que ellos tenían en su set list y me la sabia de memoria, luego probé con Toma Conciencia, original de SS e’ hice lo que me pidieron pero con gritos improvisados, tanto Luis como Alex les gusto la vaina y me dijeron en unos días tocamos, apréndete estos temas y plomo, comencé a rodar con ese camión, fue mi primera banda establecida. A todas esta yo tenía 15 años a punto de tener 16, ni bolas le pararon, salimos tocamos y la partimos, durante los años 83 hasta el 86.

 

¿Cuál es tu primer recuerdo como cantante?
Fueron durante un jammin blusero de aquella época donde se mezclaba Smoke on The wáter de Deep con rock n’ roll de Zeppelin sin parar, improvise voces altas, bajas, gritos y bueno, recuerdo todos me dijeron, guevon tú tienes que cantar, y comenzaron los días de bandas de un día, nacían y morían, pero con muchísima producción musical y letras, medio locura la vaina, mucho de experimentar sonidos rabias y rebeldías.

 

¿Tocas algún instrumento?
Prefiero decir que no toco nada, por respeto a los que en realidad si lo hacen, pero se dos o quizás tres acordes en guitarra y uno que otro tiempo en percusión, pero nada serio, solo para marcar tiempos o referir tonos.

 

¿Existe algún disco o artista que haya colaborado con esa decisión?
Bueno de chamo escuchaba mucho Deep Purple, aún lo hago, voces como las de Ian o Dave eran los matices que yo quería tuvieran en la voz las canciones que componía, pero al ver que nadie lo hacía pues lo hacía yo, quizás ellos habrán sido mis influencias directas, más creo que lo que siempre me motivo fue la música, las canciones, independiente del registro de voz siempre que escuchaba simpatía por el diablo era como si tenía que cantarla, o We are The champions, u’ otro ladrillo en la pared, esa música era lo que me hacía querer hacer algo.

 

¿El último que compraste?
Black Eye Sons, de los Quireboys. Me gusta burda esa banda, Hard rock blues.

 

¿Un disco que vuelves a escuchar cada cierto tiempo?
The Wall, Pink Floyd, Led Zeppelin de Led Zeppelín, Morrison hotel de los Doors, Screaming For The Vengance de los Priest, Ride The Ligthing de Metallica, Killers de Maiden, muchos, hay discos que los tengo en todos los formatos de música existentes, Van Halen 1, 2 , Women…, Fair…, Diver…

 

¿Qué género musical te atrae como cantante?
Hard Rock, Heavy Metal, Power Metal, Blues.

 

¿Cómo fue tu experiencia con SS, Abracadabra y Excalibur?
En general fueron quienes más representaron experiencias, esas tres bandas más los Pussycats fueron las encargadas de formar una parte de mí en donde aprendí que para hacer lo que se quiere o sueña hay que trabajar mucho, pero que vale la pena, siempre digo que cuando se la pasa bien uno la experiencia es buena, todos los amigos que haces, las experiencias de las que aprendes, fueron más de 12 años colectando vivencias, además todo aquello sucedía en la mejor Venezuela de la historia, en la República de Venezuela.

 

¿Qué pensaste cuando SS volvió a los escenarios en diciembre de 2017 en lazos rock “El regreso desde el averno” donde fuiste invitado para cantar?
Desde el primer momento pensé en que si lo hacía la íbamos a pasar bien, a joder, como antes, como siempre, y así fue, la última vez que cante sobre tablas fue en 1994 con los Abracadabras, después de tener la voz 23 años sin uso supe que no iba a dar mucho, pero todo salió bien, esa noche fue brutal, créeme ahí estaba el diablo, nos fue a ver.

 

¿Qué piensa Aníbal cuando le dicen cámara de tortura?
Rememora una época dura, a gente heavy de verdad, de cimientos oscuros y sentimientos transparentes, pienso en decenas de panas que ya no están en este plano y que estuvieron allí, en la cámara de tortura, y cuando me saludan y lo dicen, pienso que están locos, que conocen de locura y realidad. Cámara siempre fue de las canciones finales de los toques, el desmadre que hacía esa canción en los rockeros era una vaina animal, ahí cualquier desastre podía pasar, y pasaba.

 

¿Usas las redes sociales? ¿Cuáles y porque?
Poco, y la que más, Twitter, porque encuentro información al instante de lo que sucede cerca o lejos de donde estoy, básicamente por eso.

 

¿Cómo era la actividad musical de tu ciudad cuando eras un adolescente?
Había mucho movimiento, tanto en Caracas como en Barquisimeto cada sector tenía hasta dos bandas por zonas, habían músicos virtuosos, voces arrechas, poetas, había mucho arte asociado al rock, cuando sumabas unos tragos eran tener a demonios tocando música desde el mismo infierno, días de Black Sabbath, Saxon, Maiden, Priest y Motorhead.

 

 

¿Solías ir a ver conciertos a menudo?
A todos los que podía, y me toco martillar para las entradas en más de una oportunidad… Gracias a todos los que aportaron, yo es que no recuerdo… De los conciertos que más recuerdo, Queen, Nina Haggen, Joan Jett, Quiet Riot, Van Halen, Ian Gillan, Robert Plant, Maiden, Priest, DT, Motorhead, Slayer, otras bandas no tan heavys como los Guns, BJ, Poison, sé que pasó muchos nombres a los que fui pero cuanta banda llegaba a Venezuela ahí iba yo.

 

¿Cuál fue la primera canción que escribiste?
Hermano Real Perdido, en mi primer proyecto musical con Carlos Gollini, él hizo la música (Sabbath influencia) éramos muy chamos, la grabamos en un casete que mostrábamos a los panas, la llegamos a tocar par de veces por los 1981-82, en desmadres privados.

 

¿Y cuál fue la primera que te dejó satisfecho como autor y que aún hoy seguirías cantando?
Mientras Vivo, esa canción traía mucho de mi ira, la escribí siendo muy chamo, Alex la leyó y dijo, voy a trabajarla en una canción, acoplo la letra al tema que ya lo tenían montado, y como anillo al dedo, creo que desde la primera vez que la gente escucho el coro de mientras vivo lo canto duro, y a coro, verga, esa vaina impresionó, creamos un monstruo que rugía.

 

¿Crees que el rock está perdiendo su esencia?
No, para nada, y cada día las nuevas corrientes se aferran al sonido del pasado, eso para mí es fino, me gustan estas nuevas bandas de chamos y chamas con ese sonido crudo de los años 70, bien por ellos.

 

¿Alguna otra banda aparte de SS, Abracadabra o Escalibur?
Si vale, cante para una banda de unos catalanes en Caracas que se llamaba FM, con ellos toque par de veces, aunque nunca toque en vivo con ellos forme parte de los Glammers que era un proyecto de Alexis Matews ( Mattew )y Rubén Sposito (Laberinto) y los Pussicats que era una banda de covers que tocaba en el circuito de rock caraqueño a finales de los 80, es banda era conformada por Facundo (cronos), Leo ( Stratuz) cronos Carlos (Excalibur) y Rodrigo (Excalibur), con los Pussicats pateamos tablas que jode, llegamos a tener cartel fijo en Juliuv’s Pub, Ccs.

 

¿En qué época te hubiera gustado Nacer?
En esta época, esta era es mucho más fácil y práctica, antes todo costaba más.

 

¿Con quién compartirías una experiencia artística?
De los que no están, Jim Morrison, Bon Scott, o con mi siempre amada Janis Jopplin, y de los vivos, Geoff Tate, Rob Halford, Paul Di’Anno, Dave Lee Roth. Nacionales, César Somoza, de Resistencias, alto pana César pero nunca compartí tarima con él.

 

¿Qué hubieras sido si no te hubieras dedicado a cantar, o al menos, Qué te hubiera gustado ser?
Me hubiese gustado tener talento para manejar y vivir de algún oficio relacionado al mar, que se yo, deporte acuáticos, o recreativos pero siempre acuáticos, que vivas del mar a la casa y de la casa al mar sin conexión al mundo exterior.

 

¿Cómo ves la actualidad de Venezuela, tanto a nivel político como social?
En lo social veo a un país totalmente descompuesto, donde el dinero fácil paso a ser más importante que el trabajo, se perdió el respeto por aquellos valores por los cuales reconocían a un venezolano. En lo político, pues que queda demostrado que el comunismo es lo peor que le puede suceder a un país, que será por siempre la gracia de dos y la desgracia del resto y que lamentablemente estamos frente un Cáncer que es de muy difícil extirpación… Yo crecí y viví en la república de Venezuela, créanme, eso era otro mundo, otro nivel.

 

 

¿Si no hubieras nacido en Venezuela, ¿dónde te hubiera gustado hacerlo?
Por la movida brutal que había en la década de los 80, en Madrid, España, definitivamente, muchos grandes panas músicos ahí.

 

¿Y en qué ciudad piensas que podrías vivir?
Madrid.

 

¿Cómo es vivir en Barquisimeto?
Es bien, a mí me gusta, a veces ciento que es muy pueblo, a veces la siento una ciudad pujante y en desarrollo, creo que trae de los dos y esas dos características te brindan sus beneficios, yo la recomiendo.

 

¿Cuál es tu visión de Venezuela?
Mi visión es bastante apocalíptica, lo que vemos es la punta del iceberg, lo que hemos vivido hasta hoy solo ha sido un pequeño comienzo, este problema es mucho más que político, aquí se desborda él resentimiento humano y contra eso no hay política que valga.

 

¿Alguna anécdota que recuerdes en un estudio de grabación o concierto?
Mi principal anécdota es que no recuerdo conciertos, aun viendo fotos y escuchando cintas de casetes, las medicinas en los años 80 eran muy fuertes jajaja, entre el doca y la tropiña con fruit punch pasaron muchas anécdotas pero que de verdad no dejaría ningún buen ejemplo ni nada bueno que aportar, era muy chamo, y a esa edad uno entra a cuanta puerta se abría, como dice Ángeles del infierno en su canción, el sexo las drogas y el rock’n roll eran los lemas de nuestra generación.

 

¿Qué es lo que se aprende en el camino, en el momento de tener una banda?
Muchas cosas, lo primero que tener una banda lleva trabajo y responsabilidad, que el trabajo en equipo es fundamental para mantener el equilibrio, y que de cada esfuerzo en el recorrido tiene una recompensa.

 

¿Miras al público desde el escenario?
Si claro, la gente te habla como si tú estuvieses ahí solo con ellos, me reía burda porque la verdad es que en la primera línea de todos los conciertos es en donde están las panas más locos, y bueno, es parte del toque, tienes que pasarla bien.

 

¿Para qué cosas sigues sin encontrar una cura?
Una cura que disipe el dolor que deja en nuestros cuerpos la pérdida de un ser amado, me gustaría no sentir esa pena, me hace pelearme con la vida y el mundo.

 

¿Una manía que se acentúa con el tiempo?
Una manía, a veces si tengo el control de la música y el alcohol causa estrago coloco Mistreade de Deep Purple… Cantar borracho que desde que tú no me amas, beba he perdido la cabeza, ja tiene su punch, pasa lo contrario a veces, que recuerdas la canción y te da ganas de beber un buen ron, como ahorita por ejemplo.

 

¿Qué se extraña de los primeros tiempos?
La sensación de descubrir nuevas emociones o experiencias, extraño ser sorprendido por algo bueno, eso nunca más volvió a suceder en la vida.

 

¿Algún Proyecto con alguna banda?
Ninguno.

 

¿Algo que quieras agregar y decir?
Agradecerte Miguel el haber recordado los años donde el metal más arrecho de Venezuela se hacía en Barquisimeto, recordar que el rock más que música es un estilo de vida, y que es por eso que nunca…nunca su esencia morirá, decirles a todos los rockeros que vivan a tope, que amen beban sin remordimiento porque esta vida son tres días y que hagan lo que hagan nunca pierdan los valores que sus viejos metían en sus morrales o bultos al salir temprano de casa. Éxitos y como decían los Grim Reapers, See You in Hell. Por el lado del bar.

 

 

Autor: < Miguel F. Medina >
Prensa Cerebros Exprimidos
© Copyright Derechos Reservados 2020