CRÓNICAS NEGRAS DE ABELARDO

11 febrero, 2020

 

CRÓNICAS NEGRAS DE ABELARDO

Las Divas Pop de Nuestro Rock

 

Sin lugar a dudas el título del presente artículo puede generar un poco de confusión, y es lógico, con semejante título por demás absurdo y contradictorio. Pero a continuación aclaro el punto para todos, ya lo había anunciado en mis publicaciones anteriores (guerra avisada no mata soldado, y menos estos pequeños soldaditos de plástico). Al grano de una vez, cuando me refiero a “LAS DIVAS POP DE NUESTRO ROCK”, esta referencia va dirigida a esas bandas de rock y metal extremo de nuestro país cuya actitud es de auténticas divas del pop (y me temo que en muchas ocasiones son hasta peores que estas divas pop), aclarado el asunto principal del presente artículo manos a la obra o a esta cagada de espectáculo lamentable que algunas bandas y músicos cometen una y otra vez en nuestra movida nacional.

 

Las bandas inobjetablemente son el motor que da vida a toda la escena del Rock en cualquier país, en esto estamos todos de acuerdo. Pero, y siempre hay un bendito pero, he notado en general a lo largo de los años un fenómeno que ha ido creciendo peligrosamente en nuestra movida, y no es otra cosa que el divismo de las bandas, esas que no entienden que se deben a sus fans, sus seguidores o como deseen llamarles, sin publico simplemente no hay show, a menos claro está que por simple ego desmedido decidan emular el mítico documental de 1972, Live at Pompeii de Pink Floyd (Estos sí podrían considerarse divas en todo su esplendor, y sin embargo la receptividad e interacción con el público en sus redes sociales demuestra todo lo contrario), que estos dioses consumados decidieron hacer con fines estéticos y netamente musicales , y que ustedes decidirían emular pero por mera arrogancia y ego (algo inviable a la mayoría de las bandas pues precisamente dinero no es algo que les sobre para lanzarse una de estas pataletas de niños malcriados solo por arrogancia pura). Aclarado este punto me pregunto ¿Por qué coño si necesitan de sus fanáticos y del público en general, asumen esa pose de divas del rock?

 

Las razones corresponderán a cada banda y sus integrantes, no para que las expongan públicamente, pero si hacer acuse de recibo, y observar su comportamiento como banda, y el comportamiento como individuos sociales de cada integrante. Creo que al formar una banda y salir con ella al ruedo se asume que se convertirán en figuras públicas, seguidas en sus redes sociales por una cantidad considerable de personas que será proporcional a la calidad de su trabajo, algo que no siempre sucede, lamentablemente, pruebas de esto hay hasta pa` tirar pal techo, o esa cantidad de seguidores será entonces proporcional a cuanto inviertan en diversas estrategias para vender y posicionar su imagen.

 

Por lo cual debido a todo lo antes mencionado debería haber reciprocidad y empatía con el público seguidor en la medida de las posibilidades (antes de que salten con que tienen tantos fans que sería imposible interactuar y dar respuesta a todos, algo que es comprensible, recuerden que en la mayoría de sus redes sociales cualquiera puede fácilmente observar la cantidad de seguidores de cada banda y también su grado de interacción y reciprocidad con sus seguidores (los que difunden su material, pagan sus entradas, compran sus discos, franelas, etc.), aclaro esto para no ver llover arena ni lloriqueos, es lógico que la interacción con el fan se dará en la medida de las posibilidades, para nada pretendemos que dejen de componer música y hacer conciertos solo para responderles mensajes o interactuar con sus legiones de fans.

 

Pero mi punto es que he observado en redes sociales como Instagram y Facebook, solo por nombrar las más usadas, como algunas bandas o sus integrantes a través de sus páginas personales, son incapaces en primer lugar de agradecer o republicar alguna reseña hecha de su trabajo por cualquier seguidor que se tomó la molestia y el tiempo de hacerla, porque precisamente es seguidor de esa banda, cosa que no me extraña, cuando son incapaces ni tan siquiera de hacerlo con las paginas especializadas y los profesionales en la materia que difunden su material en las redes, con lo dicho, si no son capaces de agradecer, reaccionar, dejar un comentario a estas páginas o sus autores, que quedara para sus seguidores.

 

 

Es simplemente risible el divismo de algunos músicos de nuestro país, que consumidos quizá por su ego y arrogancia terminan despreciando no solo a su público seguidor sino a esos profesionales que difunden su arte en cada una de sus páginas especializadas. Y para ser precisos vaya esta analogía, así como en el metro la consigna es: “Dejar salir e s entrar más rápido”, así mismo ser agradecidos e interactuar en la medida de sus posibilidades con sus seguidores es hacer crecer el respeto por lo que hacen y eso sumará cada día más público para ustedes, no les pido que inviten a sus seguidores a beber cervezas un fin de semana y les preparen una parrillita, solo les pido un poco de respeto al esfuerzo de todos por difundir su música, algo que por si no lo han notado también los beneficia notablemente. Si te etiquetan porque hicieron una reseña de tu álbum, o simplemente porque publicaron que lo están escuchando en algún momento determinado, nada te cuesta reaccionar de manera positiva, solo con eso basta, ¿es tan difícil? Te la están poniendo fácil, te están etiquetando (a los no tan divos, algunos ni siquiera permiten el etiquetado o la mención) y te llega la notificación a la que solo tienes que reaccionar y punto, tampoco les vamos a pedir que escriban un decálogo de agradecimiento.

 

Y fuera del ámbito de redes sociales, respeta al público que asiste a tus eventos, tomate unos minutos antes o después del show, tomate algunas fotos para el recuerdo, comparte con ellos así sea un par de minutos. Demuestren que como banda les importa su público y se deben a ellos también. Sean recíprocos con los portales digitales, valoren su trabajo así como estos valoran el suyo. Entiendan que el rock star está en extinción desde hace rato y que muy pero muy pocos llegaron a ese estatus y muchos de ellos ni siquiera se comportan como ustedes. La gran mayoría de los músicos actuales viven una vida común y corriente como todos, con empleos formales de mierda, con vidas igual de cansinas y agobiantes que la de cualquiera de nosotros, quítense ese mojón mental de encima, el rock star se extinguió hace rato amiguitos, la mayoría de ustedes son prueba de ello, pues no pueden sustentarse a ustedes y a sus familias solo con el producto de su talento artístico, entonces no se caigan a paja ustedes mismos coño.

 

Pero el divismo no termina ahí, el mojón mental es más grande aun, cuando hinchados del ego lo practican también contra otras bandas, ¿De qué forma? Y esto lo he visto una y otra vez en nuestra escena, se presentan varias bandas en un mismo evento, cuántas de ellas se quedan hasta el final del evento y así mostrar respeto por el trabajo de las otras bandas, o a la inversa, la banda que cierra simplemente no se acerca a ver tocar a sus colegas de las otras bandas que le preceden, si algunas bandas no son capaces de demostrar ética y un poco de respeto hacia sus colegas músicos, que quedara entonces para el público en general y sus seguidores.

 

¿Porque les cuesta tanto devolver un poco de alegría y mostrar un poco de respeto a ese público fiel que les sigue, les apoya, asiste a sus eventos, compra sus productos? En mi experiencia personal como melómano, sigo infinidad de músicos y bandas dentro y fuera del país, y me entristece ver como a veces recibo mayor receptividad a mis escritos, reseñas y comentarios en sus redes sociales, de músicos de afuera que en muchas ocasiones tienen no miles sino cientos de miles de seguidores. No voy a nombrar aquí a esos músicos porque no tiene sentido para esta publicación, pero si les diré que grandes músicos consagrados del rock y del metal extremo son bien dados a compartir e interactuar con sus seguidores. Para poner un ejemplo cercano en el tiempo, cumplí años hace ya casi un mes (y ya sé que paginas como el Facebook nos recuerdan los cumpleaños de Raquel y todo aquel), pero para mí fue gratificante recibir felicitaciones por mensajes públicos y privados de grandes músicos de la escena nacional e internacional.

 

Traje ese ejemplo para mostrar de manera simplificada como si es posible interactuar con su público, con sus fans, algunos por ser también grandes amigos, nuevos y de vieja data. Mi recomendación final a las bandas y músicos de nuestra movida nacional, viene precedida de una necesaria aclaratoria, el objeto del presente artículo para nada es generar polémica ni desatar tormentas de arena, de más está decir que no todas las bandas se comportan como divas pop, afortunadamente dentro de este medio tengo amistades de vieja data, grandes músicos con los cuales he compartido ampliamente (incluyendo peas memorables), así que haciendo una analogía con una coreografía de unas damas que se hizo viral hace unos días, ellas decían si usted no es violador la coreografía no es pa` usted así que relájese, de igual forma si usted no es un divo o diva pop del rock, no debe sentirse aludido por este artículo, así que calma pueblo, en cambio para las grandes divas pop del rock mis más hipócritas disculpas, lo siento de verdad, pero están haciendo mal las cosas y meando fuera del perol desde hace rato. Traten de mostrar interés por sus colegas músicos, por sus seguidores y público en general y verán popo a poco como sus bandas se consolidan y se hacen merecedoras de reconocimiento y respeto dentro de nuestra escena, no se conviertan en lo que ustedes mismos critican a diario en los reguetoneros y su divismo, no se conviertan en los MALUMA del METAL… ¡No la caguen!

 

“Mantenerse en un solo pie sobre un pedestal inestable construido de su propia arrogancia y ego desmedido, no es quizá la mejor forma de desarrollar una carrera musical respetable y seria o por lo menos creíble y respetable.”

 

¡SUERTE Y GACETA HIPICA!

 

Contactos y Redes Sociales de Abelardo:
Facebook | Twitter | Instagram

 

 

Autor: < Abelardo Da Silva >
Prensa Cerebros Exprimidos