25 AÑOS DE “ESCALOFRIO”

15 abril, 2019

 

25 AÑOS DE “ESCALOFRIO”

 

En 1994 salió al mercado musical venezolano uno de los discos más significativos en la historia del rock, especialmente en el metal, para ser más específico aún, en el heavy metal; El “Escalofrío” de la banda Gillman.

 

Paul Gillman venía de ser una de las figuras más importantes del rock venezolano, fue cantante de la banda Arkangel, luego forma, inspirado en su apellido, Gillman, con la que inició a mediados de los 80’s una carrera que le vale, varios discos referenciales para el rock venezolano y latinoamericano, como lo fueron “Levántate y pelea” de 1984, “El guerrero” de 1985 “El regreso del guerrero” de 1990 hasta que en 1994 nos presentan “Escalofrío”.

 

Después de muchos altibajos, incluyendo aquellas presentaciones en Sábado sensacional, Gillman da un vuelco en la industria musical y se reinventa tras el paso de varios músicos por su formación, así es, como Paul coincide con Facundo Coral (guitarra) Eulalio “Churdy” Toledo (bajo) y Eduardo Sáez (batería) para crear y grabar el álbum más conceptual en la historia del metal hispanoamericano.

 

“El misterio de la muerte y el temor a lo desconocido, han dado lugar a innumerables cuentos y leyendas acerca de los seres extraordinarios que habitan el mundo impreciso de lo que no está aquí”.

 

Para crear un disco conceptual se deben unificar los criterios, tener un tema en común entre la música y las letras involucradas, desde el primer segundo hasta finalizado el disco, pues, este lo es. Mezcla elementos artísticos aparte de la música, se conjugan la poesía, la narrativa, el folclore, lo que lo convierte además de conceptual en original. Y para ello, el mismo baterista Eduardo Sáez nos cuenta el proceso de creación:

 

“Escalofrío para mí, fue un reto en todo sentido, primero como músico, porque tuve que ensayar, tocar y grabar con doble bombo y segundo porque tuve la oportunidad de participar en un disco conceptual, rara vez puedes estar involucrado en un álbum así, y pues, el tiempo también pesaba, ya que, teníamos que grabar rápido. Facundo y yo, veníamos de Cronos, nos conocíamos muy bien, al principio cuando comenzamos las conversaciones para trabajar en este disco, no nos sentíamos a gusto con la propuesta de sonido, lo cual fue muy experimental para ese entonces, pero decidimos hacerlo. Es un gran disco, con una propuesta que nunca nadie había hecho, creo que las composiciones son geniales. En su momento se dio rienda suelta a la imaginación, creo que se unió lo que toda banda quiere, entendimiento, nivel, cooperación, nunca hubo conflictos a la hora de componer, fue mágico, fluido, eso es lo que está allí”.

 

“Historias de amor, se conocen muchas. Pero ésta sin duda, es una de las más originales y macabras. Que nos hacen meditar sobre lo ilimitado de este sentimiento, capaz de llevarnos a realizar los más insólitos y descabellados actos, en una constante lucha entre la locura y la razón”…

 

El disco comienza con un intro narrado por el locutor Alfredo Escalante “El duende”(1942-2016) que le da paso al primer tema del álbum “El Poema negro”, hay que destacar que cada canción cuenta con un breve relato a cargo de otro grande de la locución y de la radio venezolana, Porfirio Torres (Nuestro insólito universo) quien con su narrativa introduce al oyente a cada una de las historias, Escalofrío transforma muchos mitos y leyendas del folclore nacional en rock puro, toda una ópera rock, al más propio estilo de “Jesucristo superstar” pero en este caso, cada canción es un capítulo sobre espantos y aparecidos.

 

Este disco significó para la banda Gillman un rotundo éxito. En muy corto tiempo se comenzó a vender como pan caliente y lo que parecía tan difícil se logró…. El disco comenzó a sonar en la radio. Eduardo Sáez;

 

“No pasó mucho tiempo desde que el disco salió a la venta en ver los resultados, nos dimos cuenta que lo que habíamos hecho valió la pena, cada concierto que pasaba era increíble. Con solo par de meses de estar a la venta todo el público coreaba las canciones, eso te da esa energía que solo se logra con la conexión del público y el músico, esa unión y magia que tiene la música…. Hablando sobre los ensayos, pues eran muy largos y con pocos descansos, había mucho trabajo por hacer, pero lo disfrutamos muchísimo, Paul un día estaba en la sala de ensayo con un librito que tenía esos relatos de mitos y leyendas y dijo; ¿Qué tal si hacemos esto conceptual?… Al principio nos miramos los 4 y dijimos: jajaja no! Paul insistió; sí, sería interesante, no creen? y de una agarro e hicimos la prueba con El Silbón y fue perfecto!, le dio a la música más coherencia, tenía que ser así, recuerdo que, muchas personas decían, “escuche el disco y no pude dormir”, de verdad fue increíble, en algún momento pensamos: ¿será que se burlaran de nosotros?, pero estábamos súper convencidos de que no. Aquella vez en la sala de ensayo, comenzamos a tocar el silbón y Paul se puso a cantarla y de pana sonaba como un joropo metalero”.

 

“Su nombre hace temblar al más pintao de la llanura
Y así…Atormenta la calma en las oscuras noches de lluvia
En los días de mayo en el llano aparece una horrible visión
En los días de mayo en el llano aparece el terrible silbón”

 

Escalofrió, es un disco donde se escuchan leyendas del folclore venezolano como la del “Poema negro”, “El Silbón”, “La Sayona”, “El Pez Nicolás”, historias como las del; “Tirano Aguirre”, “El Carretón” “El extraño caso de Petare” y el cuento de “El Hachador”

 

 

«En las montañas de san Casimiro anda perdido por siglos un hachador”…

 

En este poderoso álbum también trabajaron; Boris Milán, Adriana Solórzano, Jesús Mariño, Eduardo Nieto, Frank Gil, Rafael Kruegger, Eddie Ortiz, el “Gordo” Antón y Jorge Stelling. El dibujo de la carátula fue una obra de; Daniel Mocci y el diseño gráfico estuvo a cargo de; Jorge Ortiz. Le hice otras preguntas a Eduardo;

 

– Tocaste este álbum totalmente en vivo, descríbenos cómo eran los shows, misteriosos? terroríficos?

 

“Toque vivo y en Vivo, fue grabado en el Ice center de Valencia, en el cual hicimos 3 conciertos el segundo fue que se grabó, el encargado fue Boris Milán quien grabó y mezcló Escalofrío en el estudio Mad Box y la mezcla de este disco en vivo la hizo Franck Feola que era nuestro sonidista en los conciertos, después en estudio se hicieron varios retoques.

 

Sobre los concierto pues fueron increíbles, por casi un año viajamos por todo el país, éramos, si no me falla la memoria unas 18 personas, recuerdo que el show más grande lo dimos en Puerto Ordaz con una afluencia aproximada de unas 4 mil fanaticos y fue el más largo tocamos 3 Horas, fue extenuante y la gente no nos dejaba ir!”

 

– Como iniciaste tu carrera como baterista?

 

“Yo, autodidacta… Aprendí a tocar con unos tobos de cocina y de basura, arme un set con eso, le puse unas tapas de ollas, unos tubos de basura y audicioné para una banda llamada Yelus, en la cual Facundo era el guitarrista, después si compre mi batería 4 piezas y empezó Cronos! de allí en adelante es historia!”

 

– Luego de Escalofrío, que hiciste?

 

“Estuve tocando con Guillermo Davila, después viví en Estados Unidos por tres años y estuve con una banda de música country llamada Dave Sorref and The Coral Reef Review, de regreso a Venezuela reunimos a Cronos, arme mi estudio de grabación Saeztudio con el cual he tenido una gran y bonita experiencia, hasta ahora llevamos 66 nominaciones al Grammy Latino y una al Grammy Awards y ganamos un Grammy Latino por el mejor disco de rock en el año 2013 con “Sera” de La Vida Boheme! Además funde Electrocirkus y comencé a tocar con Los Pixel! Con estos últimos, fuimos nominados a mejor álbum de rock al Grammy Latino 2018, por la última producción “Ahora Lo Sabes Todo” y pues he hecho algunas otras cosas!!!”

 

– Consideras que Escalofrió, tiene el reconocimiento, por la crítica, por los fans, por los rockeros y por los medios de comunicación, que este se merece?

 

“Sin duda alguna es un disco que ha dado mucho de qué hablar, es como un punto de referencia es una gran obra, realmente no es fácil lograr y calar en el público con un reconocimiento que perdure al pasar de los años, realmente hizo historia.”

 

– Cuál es tu canción preferida del álbum?

 

“Es difícil responderte eso, porque para mí, todo el disco es bueno no hay canción que me guste más que otra, todas son preferidas, no tiene desperdicio alguno, todas tienen una energía en conjunto, pero creo que la que me representa más es El Poema Negro”.

 

“Por las calles sombrías del desierto camposanto llegue así a mi destino
Rodeado de coronas y de santos, una lámpara me dio el brillo, rompí su mármol con un martillo.

Una ráfaga pestilente… Un fuerte olor a muerte!”

 

 

– Anécdotas me imagino que muchas, en torno a la grabación del disco, pero sentiste miedo? En algún momento te espantaron?

 

“Jajajajajajaj, nada de miedo! jajajaja, sabes que con ese disco yo como baterista aprendí a tocar doble bombo. Anécdotas muchas, mejor las cuento en persona, fue un reto hacer el disco y en dos días, esta producción tuvo mucha comida musicalmente hablando y cuando entras al estudio de grabación no es lo mismo, hay que tener nervios de acero, mucha concentración, fue agotador, porque solo teníamos 2 días para grabar las baterías y pasaban las horas y el tiempo no ayuda, pasa y ya, el primer día empezamos súper tarde y grabamos como 5 horas nada más, recuerdo que fue un sábado, el domingo tenía que hacer 10 tracks más! dije uy! como que no le llegare!!!, pero a las 9 am ya estábamos grabando la batería, que esa y la voz son lo más difícil en grabar, queda bien o queda bien, no hay intermedios, más cuando grabas en cinta, como fue en aquel momento, debes hacerlo bien y ya!… Pues terminamos tipo 11 de la noche de aquel domingo, quedamos muy agotados, en 2 días de grabación de esa manera, es más o menos como comparar que estuvieras todo el día en un concierto tocando durante 5 horas seguidas, no es fácil y durante 14 horas es fuerte, hay que tener mucho temple y concentración, pero se logró y allí quedaron esos 2 días plasmados, Escalofrío se grabó muy rápido, estábamos muy claros en lo que teníamos que hacer, muy importante a la hora de grabar por cierto, no tienes tiempo para hacer cambios, Escalofrío se estudió en la sala de ensayo mucho antes de grabar. La producción hecha por los 4 estaba clara, fueron unos 5 meses de ensayos largos, 2 veces por semana, para terminar grabando los bajos en 2 días, las guitarras en 3 días, las voces en 3 días! Facundo tuvo que grabar dos tracks de guitarra en cada canción, más los solos, si hubiéramos tenido un mes para grabar creo que no hubiéramos tenido el resultado que tuvimos, es un bloque”.

 

Este disco sorprende al final con unos “bonus tracks” que calaron muy bien en los oyentes y fanáticos. Por aquellos años era muy común que algunas bandas grababan unas sorpresas al final del álbum, canciones que no aparecían en el listado de temas, solo debías esperar unos segundos después de la última canción y se escuchaba el tan anhelado regalo del grupo, en este caso son 4 canciones; “El vagón de la muerte”, “Nada es eterno”, la versión del clásico de Black Sabbath “Children of the grave” y el también clásico “Resistiré”.

 

La gira del disco Escalofrió, fue de unos 40 shows por casi toda Venezuela, ninguna otra banda de heavy metal o de cualquier tendencia metalera ha logrado algo así, más de 18 personas participaron en el montaje y desarrollo de cada concierto. Durante un año la banda y el equipo estuvo viajando en vans por varias ciudades del país en donde los esperaban los fanáticos, unos dos mil al menos, en cada parada, deseosos de escuchar y de ver la puesta en escena de uno de los discos más importantes de la historia musical nacional y completamente hecho aquí.

 

Las emisoras de radio en toda Venezuela comenzaron a pautar en su programación diaria, canciones de este disco y le dieron cabida a los programas de metal dentro de su programación, cosa inédita por demás. Sin duda Escalofrío fue, por su concepción, por su sonido, por su poder pero sobre todo por su originalidad un gran disco que vio la luz, en un gran momento, es considerado uno de los mejores discos del rock hispanoamericano y me atrevo a decir muy particularmente que es el mejor disco de metal latinoamericano, son 25 años coreando sus canciones, son 25 años oyendo sus leyendas.

 

De este disco aprendí que, Historias de amor se conocen muchas, pero allí suena una de las más originales y macabras, aprendí que en los días de mayo en el llano aparece el Silbón… Que la sayona se llamaba Casilda, que Nicolás era un engendro con cara de humano y cuerpo de pez…. Aprendí que, El tirano Aguirre desembarco en Margarita y que el cólera morbus es la peste del vomito negro, escuchándolo me entere que en Petare aterrizó un platillo volador y que en las montañas de San Casimiro anda perdido un hachador.

 

Escalofrió tuvo una secuencia, en el 2012 donde se incorporaron nuevos músicos, mitos y leyendas al mejor sonido… Y como lo define el propio Paul, del “Rock Nacional”.

 

Contactos y Redes Sociales Banda Gillman:
Web | Facebook | Twitter | Instagram | Youtube

 

Autor: < Ruddy González >
Prensa Cerebros Exprimidos