[REVIEW] OBITUARY… “OBITUARY”

3 Abril, 2017

Tracklist:
01 Brave 02:14
02 Sentence Day 02:49
03 A Lesson In Vengeance 03:07
04 End It Now 04:02
05 Kneel Before Me 03:04
06 It Lives 03:24
07 Betrayed 03:01
08 Turned To Stone 04:13
09 Straight To Hell 03:57
10 Ten Thousand Ways To Die 03:16
11 No Hope 03:21

 

[REVIEW] OBITUARY… “Obituary”

 

Hablar de Obituary es hablar de una institución musical. No es hablar de una banda común, es referirse a una pandilla de estadounidenses que desde hace más de 30 años se han aliado para darnos buena música, sobreviviendo al paso del inclemente factor generacional que ha arrastrado a la perdición y sucesivo olvido a muchas otras bandas. A través de su historia ha habido cambios, pero siempre dentro de un mismo espectro, manteniendo un sonido característico y siendo pioneros en el estilo practicado.

 

En esta ocasión nos presentan su décimo larga duración, con nombre homónimo, y que incluye 10 temas, con una estructura descendente en lo referente a velocidad e intensidad de los mismos, transitando desde un gran inicio con “Brave” hasta ir bajando la mecha y volver a esas divinas andanzas Groove que hacen rememorar aquél World Demise, que tantas opiniones divididas generó a mediados de los 90.

 

De entrada podemos acotar que la portada del disco es un significativo bajón en cuanto a las que adornan los demás trabajos de la banda; comparándola con la magnífica carátula de su predecesor, este viene a representar un punto negativo en la apariencia del disco. Conformarse con poner su logo sobre un fondo negro, así muy simplón, deja mucho que desear. Claro, a estas alturas de la vida muchas personas ni notarán este tipo de detalles, gracias a la preeminencia que suelen otorgar al Mp3 en detrimento de discos originales, pero para quienes vemos un disco como un todo, este factor evidentemente tiene importancia. Esa sería uno de los aspectos negativos del disco. Entrando a lo musical, tenemos lo que estamos acostumbrados a recibir de la banda, algunas partes rápidas con uno que otro breakdown, un John Tardy soltando sus característicos alaridos (sin el mismo nivel de antes, pero muy bien para la época), riffs predominantes en todo momento (tal vez puedan ser tildados de repetitivos, pero en nuestra opinión, Trevor difícilmente decepciona), muy especialmente en las partes a medio tiempo, sonando muy pesados, impregnando el ambiente del sonido Obituary, eso sí, dando la sensación de que han sido oídos antes.

 

Como fue indicado anteriormente, el disco viene en orden descendente; tiene un inicio muy rápido, con dos temazos “Brave” y “Sentence Day” (el cual había sido publicado como primer single del disco), con una estructura relativamente similar a “Lies” del Inked in Blood; “A Lesson in Vengeance” tiene un marcado toque Stoner que posteriormente se desarrolla en un típico tema de Obituary a medio tiempo. Con “End it Now” nuevamente se incrementa un poco la velocidad del disco, al menos en el inicio de su canción, hasta que casi al primer minuto del tema volvemos con el Groove y un coro repetitivo que algunos podrán disfrutar, y otros –tal como se ha leído en otras reseñas de este álbum- percibirán un poco cansón.

 

Ese aderezo Groove se mantiene presente en temas como “Kneel Before Me” y “It Lives”, con los cuales baja significativamente la velocidad del álbum, para llegar a “Betrayed”, un tema que se asemeja mucho, tanto en riffs como en el recital de Tardy, al clásico tema “Solid State” del World Demise. En general se percibe mucha presencia de este disco; hay muchas bases rítmicas similares y la idea en general es cercana a ese disco.

 

No hay sorpresas con “Turned to Stone”, que simplemente viene a cristalizar el aspecto y sentido del disco. Un tema a medio tiempo, propio de la banda, pero muy básico y monótono. A pesar de haber sido el segundo sencillo del álbum, al menos desde nuestra óptica es una canción descartable. Con “Straight to Hell” se aprecia una de las mejores partes del disco, específicamente después del minuto 1:18, en el que divisamos una porción densa y lenta con efectos vocales de Tardy que lejanamente pudiera traernos a la mente las reminiscencias del magnífico Cause of Death (salvando las diferencias, claro está), y que a los fanáticos de la vieja guardia causará gran agrado. “Ten Thousand Ways to Die” es el último tema, el cual estaba incluido (y dio nombre, incluso) en el Maxi EP publicado por la banda el año pasado, que viene a representar un buen cierre de este disco que, como mencionamos precedentemente, tiene algunos temas destacables, buen sonido, y la misma esencia Obituary.

 

En general, la producción del disco es sobresaliente, obviamente sin ese sonido medianamente cavernoso que los caracterizó en Slowly We Rot y Cause of Death, pero no es una grabación sobreproducida, ni artificial. Este álbum suena mucho mejor que Inked in Blood y Darkest Day (por compararlo con los discos más cercanos), lo cual es bastante significativo. Este no es un detalle que deba ser minimizado, pues con el paso del tiempo muchas bandas se ven obligadas a modificar ciertos aspectos de su sonido, principalmente por exigencias de las disqueras; y en este caso específico, tratándose de Relapse Records, un sello que tiene dentro de su catálogo a bandas como Obscura y Spawn of Possession, ya muchos fanáticos del sonido originario nos encontramos a la expectativa de cómo sonarán los discos de las bandas legendarias, entre ellas Obituary. Por suerte no hay objeciones al respecto. Este álbum suena excelente.

 

OBITUARY – “Ten Thousand Ways To Die”
https://youtu.be/tEznVpX4MBE

 

Si hay algo que destacar en este disco, es la magnífica actuación del gran Terry Butler; durante todo el recorrido del álbum las líneas de bajo se perciben nítidamente y son perfectamente ejecutadas. Al fin y al cabo no estamos escuchando a cualquiera; con semejante performance este músico viene a engrosar su envidiable currículo, que incluye haber participado en tres de los discos más importantes de la historia del Death Metal, como lo son Haunted de Six Feet Under, From Beyond de Massacre y, nada más y nada menos que Spiritual Healing de Death. De modo que en este disco se reafirma el compromiso y talento de Butler, superando incluso su actuación en el anterior álbum.

 

De este nuevo álbum los temas a destacar serían “Brave” (creo que es el mejor de todos, y por mucho), “Sentence Day”, “Kneel Before Me” (excelente solo de guitarra de este tema), “Turned to Stone”, y el final del álbum con “Ten Thousands Ways to Die” es más que apropiado. Vale acotar, como aspecto curioso, que a finales de 2016 Obituary lanzó un single llamado “No” (únicamente para la revista Decibel), siendo este un track excelente, rápido, rabioso, que seguramente hubiera sido un gran acierto incluirlo en este álbum, pues definitivamente aportaría mayores virtudes al disco. Curiosamente fue desechado, o al menos prefirieron lanzarlo como sencillo y no incluirlo en este larga duración, en el que obviamente recibiría mayor difusión, y añadiría calidad a este trabajo homónimo.

 

En definitiva, estamos frente a un buen disco, de un nivel más destacable que entregas anteriores de la agrupación (Xecutioner’s Returns y Frozen in Time, por ejemplo), que a primera escucha pudiera agradarnos por el simple hecho de ser el nuevo disco de Obituary, pero que con las repeticiones puede hacerse cansino. Vale acotar que este disco no llega a sobresalir si lo acercamos a las grandes piezas editadas por la banda en sus inicios. Incluso, creo que no supera a Inked in Blood (lo hace en producción, no en composición), pero sí nos deja algunos temas que pudieran formar parte de las actuaciones regulares de la banda. En fin, un álbum bueno, nada excepcional.

 

A modo de conclusión, y para ser sinceros, aún cuando este álbum no sea una obra maestra, ni supere a otros lanzamientos de este año (Immolation, Sinister, Skeletal, Beheaded, etc), es preferible que Obituary sigan en esta onda, y no nos den un susto bajo la inefable excusa de la “madurez musical”; mejor seguir así, con su estilo propio, respetándose a sí mismos, y respetándonos a los fanáticos. Prefiero las bandas que se dedican a repetir una fórmula idéntica en todos sus lanzamientos (AC/DC o Motorhead, por ejemplo) antes de que se aparezcan con una repentina sorpresa desagradable traicionando un legado construido. De lo que no hay dudas es que Obituary permanecen en forma, muy activos, para algunos reinventándose y para otros copiándose a sí mismos, pero siguen perseverando en su sonido identificativo, y eso a estas alturas de la vida, tiene muchísimo valor.

 

Calificación 7/10

 

Contactos y Redes Sociales de Obituary:
Web | Facebook | Twitter | Instagram | Youtube | Metal-Archives

 


Por Jorge Arzolay
Prensa Cerebros Exprimidos